¿Tiene alguna duda? Por favor contactenos:
55 4471 2782
contacto@comap.org.mx
Iniciar Sesión

 

 

 

EUROPA CELEBRA LA DEMOCRACIA MEXICANA EXPECTANTE DE AMLO

 

Se dieron un respiro en medio del Mundial de Fútbol Rusia 2018 para, cientos de kilómetros de distancia, otear del otro lado del Atlántico y   observar el proceso electoral de México.

Las páginas de los principales medios de comunicación impresos dedicaron sendos análisis, columnas y editoriales para desenmarañar el nuevo camino –hacia la izquierda- que el voto de los mexicanos (desde el extranjero sufragaron 98 mil personas) decidió en la jornada electoral del pasado 1 de julio para elegir fundamentalmente  a su presidente, 500 diputados, 128 senadores, 8 gubernaturas y otros puestos de elección popular.

Así fue cómo se vivió en Europa la jornada cívico-electoral del país azteca: The  Guardian mencionó que el giro a la izquierda impulsado por la victoria del “mesías del Trópico” como suele citar al recién electo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, obedeció a una combinación de factores negativos.

En sus páginas, el tabloide inglés,  no desaprovechó la oportunidad para ventilar la amistad que une al tabasqueño con Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, casado con la abogada mexicana Laura Álvarez.

De hecho, en su cuenta de Twitter @jeremycorbyn, escribió en  perfecto español que: “Ahora empieza un nuevo inicio en México, su victoria ofrece a los pobres y marginados una voz genuina por primera vez en  la historia moderna de México. Yo estoy seguro que #AMLO  será un presidente para todos los  mexicanos”.

La premier británica, Theresa May, igualmente externó su enhorabuena: “Felicitaciones a López Obrador por su éxito electoral. Espero seguir fortaleciendo la asociación entre el Reino Unido y México y trabajar juntos para construir un México más fuerte y más próspero”.

Pero al parecer habrá primero que salvar muchos escollos, aseguró la radio y televisión británica BBC, considerando que el virtual nuevo presidente heredará  una bomba de tiempo con “problemas económicos, la mayor  ola de violencia  en 80 años, incierta renegociación comercial del TLCAN, escándalos de corrupción y violación de los derechos humanos”.

Por su parte,  en Francia, el mandatario Emmanuel Macron, de la misma manera recurrió a Twitter @EmmanuelMacron para celebrar “a Andrés Manuel López Obrador por su gran victoria democrática en México. Francia está unida con el pueblo mexicano por una amistad fuerte e histórica. Nosotros tenemos una excelente cooperación en todos los ámbitos”.

In situ, Le Monde, refirió al triunfo de la izquierda de AMLO y señaló a los millennials como la clave decisiva; estas elecciones, indicó, pueden significar un reinicio “impulsado por los millennials en una economía como la mexicana con cifras de desempleo y subempleo importantes” y en donde el salario mínimo es de 88 pesos por día… unos 3.80 euros.

Otro galo, el institucional Le Figaro, cabeceó “la gran victoria de la izquierda en las elecciones mexicanas”, un verdadero sismo político y destacó que la jornada cívica transcurrió en una calma “poca habitual” para un país amenazado por la violencia. Asimismo, desmenuzó los desafíos del nuevo presidente: corrupción, violencia en expansión, economía con crecimientos bajos y el factor Donald Trump.

El alemán Der Spiegel asumió que López Obrador es el candidato de la frustración de la gente ahogada en un hartazgo que busca romper dándole una oportunidad a un político que “tras la experiencia pasada de dos elecciones presidenciales ahora llega en un tono más moderado”.

Por cierto que la canciller germana, Angela Merkel, utilizó una vía más convencional para estrechar los nuevos lazos enviando una misiva a López Obrador: “Me gustaría seguir desarrollando esa relación junto con usted. A ello pertenecen el fomento del estado de derecho, la expansión de la capacitación profesional y la superación de desafíos globales”.

 

 

TRUMP E INVERSIONES EXTRANJERAS

 

En Italia, el Corriere della Sera, circuló la noticia de que en México “ganó el populista López Obrador” destacándola como un triunfo anticipado que abre la esperanza de iniciar un proceso de paz y pacificación merecida para los mexicanos.

Justo Italia estos días vive una oleada populista en su nuevo Gobierno encabezado por el presidente Giuseppe Conte; su vicepresidente, Matteo Salvini, (de extrema derecha con la Liga Norte) está convocando la creación de una gran plataforma internacional populista basada en las acciones de política económica del presidente estadunidense Donald Trump.

Conte tampoco dejó pasar la ocasión de enviar sus salutaciones al vencedor de la Coalición Juntos Haremos Historia, desde su cuenta @GiuseppeConte: “Muchísimas felicitaciones a @lopezobrador por su bella victoria en las elecciones en #México pronto estaremos trabajando para reforzar la amistad con el pueblo mexicano”.

Desde la otra orilla del Mediterráneo, en España, su presidente Pedro Sánchez tuiteó @sanchezcastejon: “Mis felicitaciones para @lopezobrador, elegido próximo presidente de México. Y mi enhorabuena al pueblo mexicano, que abre una etapa nueva de ilusión y esperanza”.

Otro político simpatizante de AMLO lo es Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, desde 2003 por el  Partido Regionalista de Cantabria, en su cuenta

‏@RevillaMiguel acompañó el mensaje con sendas fotografías con el virtual presidente azteca: “Arrollador éxito de @lopezobrador, paseando por Santander en el mes de septiembre del año pasado junto con Aurora, Beatriz y AMLO”.

Tanto el político español, como el mexicano, congeniaron bastante en el pasado viaje a Ampuero (tierra del abuelo materno de López Obrador) en septiembre de 2017.

Tampoco debe obviarse que la mayor parte de la prensa ibérica resaltó un día de votaciones en un ambiente de tranquilidad “con apenas incidentes y largas colas”.

En el cotidiano La Razón se reflexionó acerca de: ¿un caudillo para transformar a México?, el  primer presidente de izquierda de la democracia mexicana. “Él ha arrasado lanzando un mensaje de tranquilidad a los mercados y prometiendo trabajar por los pobres”.

Aunque no omite el lado B como “su pasado y carácter que hacen  temer a muchos se convierta en un autócrata” recordando que el desafío no sólo descansa en sus políticas internas sino en un momento delicadísimo con su relación en el TLCAN con el vecino del norte.

“La victoria abrumadora en México de Andrés Manuel López Obrador marca el comienzo de una nueva era para un país de 120 millones de habitantes que ha votado, sobre todo, contra la violencia y la corrupción. Hay que reconocer que el primer discurso de este veterano de la extrema izquierda reconvertido en líder populista ha sido más prudente y conciliador de lo que cabía esperar. Por el bien de los mexicanos, hará bien en no seguir recetas bolivarianas que se han demostrado fallidas en países como Venezuela”, editorializó La Razón.

¿Cuál será el eje de su posición estratégica en América Latina? Por ese derrotero se perfiló el periódico El Mundo recalcando que “el chavismo festeja la victoria de López Obrador como si fuera la suya”.

Maduro, aseveró el medio, apostó por AMLO en México y Gustavo Petro en Colombia en busca de nuevos aliados ante la presión internacional. También se han congratulado de su victoria la ex presidenta de Brasil Dilma Rousseff y el mandatario de Bolivia, Evo Morales.

 

PREOCUPACIÓN POR PROYECTOS

 

Después está la parte económica y social, los votos le han dado mucho poder en el Legislativo y demasiado en representación popular. Si bien el líder de MORENA prometió  que no habrá nacionalizaciones, ni expropiaciones, ni meterá las manos en Banco de México o buscará alterar el control financiero-fiscal.

Apuntando hacia la diana, El País, desenmarañó lo que está en la piel de los negocios ibéricos: la pregunta que todos ahora mismo se hacen aquí en España, ¿cómo puede afectar a los empresarios españoles?

“Ha sido un tsunami político. Por primera vez un político curtido como líder social, que mira hacia la izquierda, gobernará el país de habla hispana más grande del mundo”.

México, aseveró el diario, exigió a gritos cambios después de dos décadas de alternancia entre los partidos tradicionales; actualmente deberá superar la polarización y la crispación.

En la opinión del periodista Juan Jesús Aznarez, para él AMLO si bien  está escorado hacia la izquierda, estará obligado a transitar por una socialdemocracia de corte latinoamericano y tendrá que “hacer malabarismos, cuando no prestidigitación para cumplir sus promesas”.

“Los fondos disponibles para el bienestar limitarán la universalización de las gratuidades, subidas salariales, subsidios y créditos comprometidos en el proyecto de nación publicado el 20 de diciembre de 2016, en el que denunció el secuestro del Estado por mafias. Tendrá que establecer prioridades en el reparto de ayudas porque el aumento del PIB apenas llega a los dos puntos, el crecimiento demográfico lastra la creación de empleo, la emigración sigue siendo una escapatoria, y el antagonismo con Trump trabará la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte”, abundó el articulista.

¿Y los negocios? En Europa afirman que su grado de exposición al riesgo derivado del cambio político en México -el viraje a la izquierda-, no es tan elevado como en el caso de Brasil.

Aunque inicialmente en España reconocieron que, dentro de las empresas del IBEX 35, es BBVA la más expuesta al país azteca (obtiene el 35% de sus ganancias); en la cesta de riesgo recién colocaron a FCC y Acciona porque  empiezan a dar por descontado que López Obrador echará para atrás el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) cifrado en 11 mil millones de dólares.

“Y si finalmente se llega a este punto, tanto FCC como Acciona sufrirían un importante revés. Ambas compañías españolas forman parte del consorcio que se adjudicó, en febrero de 2017, la construcción del edificio terminal del nuevo aeropuerto por un importe de 84 mil 800 millones de pesos”, ventiló El Mundo.

Todavía es pronto para aventurar si esto sucederá o no al igual que, afirman en España, más pronto que tarde el nuevo presidente derogará los decretos que constituyeron el eje de las reformas del gobierno del mandatario Enrique Peña Nieto; poniendo en entredicho, por ejemplo, los negocios que empresas foráneas europeas realizan en el sector energético.

Hay especulaciones acerca del cariz real de los acontecimientos en México  y su destino rumbo al 2024; en este momento, la gran duda aquí en Europa es si, AMLO, será un gobernante pragmático o uno radical.